Concepto y Origen

ORIGEN

y primeros pasos

¿Qué es

La trenza de almudévar?

La TRENZA DE ALMUDEVAR es una pieza de bollería hojaldrada con mantequilla, de 500 grs. aproximados, rellena con una yema especial, nueces, almendras fileteadas y pasas maceradas en ron. Cubierta con una glasa para darle brillo y una textura crujiente.

Es un producto natural, sin ningún tipo de aditivos, elaborado a partir de una delicada masa madre, que es la base para una larga fermentación, desarrollando así todos los aromas y sabores de su delicado bouquet.

Nuestra Trenza se cuece a diario, y se vende siempre fresca y tierna. Y se adapta a cualquier uso y hora para su consumo, pudiendo utilizar para finalizar una comida, como aperitivo o merienda a media tarde.

Las características de sus ingredientes y su elaboración le facilitan un buen maridaje con vinos dulces, rosados, tipo moscatel, aunque no excesivamente dulces.  En función del momento y ocasión de consumo, combina perfectamente con una selección de excelentes licores y vinos.

Origen

nuestra historia

Empezamos su elaboración a principios de los años 80 del pasado siglo, en la panadería que la familia Tolosana regentaba en Almudévar, conocida como HORNO DE LA CRUZ. Panadería que fundaron los bisabuelos de la cuarta generación hoy ya incorporada a la empresa.

La idea surge de una colaboración con unos pasteleros amigos de la familia, en el intercambio de ideas, proyectos y recetas. Ellos elaboraban un producto hojaldrado con ciertas similitudes que tenía aprecio por parte de los clientes y consumidores y que, a su vez, tenía su origen en piezas que se elaboraban en Europa Central (Alemania, Austria).

En Pastelería Tolosana adaptamos y desarrollamos la idea, introduciendo cambios hasta llegar al resultado final que hoy conocemos, constituyendo la actual receta familiar que representa la evolución particular de la idea original.

Los rellenos los hemos adaptado al gusto de España, con productos nacionales y componentes diferentes.  Se introdujeron cambios y mejoras en la fermentación; aplicando las técnicas de panadería que conocíamos por tradición familiar, en la composición, la selección y el conjunto frutos, así como modificando y mejorando el relleno.

En realidad, en la Hoya de Huesca, a partir de pruebas, investigación y tiempo, dimos forma a la inspiración centroeuropea.  Y en 1994, todo este trabajo, además del reconocimiento del público, consiguió el reconocimiento oficial de su calidad, al otorgar el Gobierno de Aragón, la marca de garantía de calidad C’Alial a la Trenza de Almudévar de Pastelería Tolosana.

Hoy, la Trenza de Almudévar ha cruzado los valles y los llanos y, a través de establecimientos propios de pastelería, de la colaboración con grandes empresas, y de la presencia on-line está presente en toda la Península Ibérica, con un servicio de entrega en 24 horas, que asegura toda la plenitud de su calidad y sabor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies